Archivo

¿Cómo funcionan los aminoácidos en la suplementación de los rumiantes?

09July
¿Cómo funcionan los aminoácidos en la suplementación de los rumiantes?

Mientras que los microorganismos del rumen en los bovinos requieren de proteínas degradables, los animales requieren de aminoácidos para su nutrición. Varias investigaciones señalan que los rumiantes requieren cantidades esenciales para su óptimo crecimiento y lactación.

Un aminoácido es una molécula orgánica compuesta por un grupo amino (derivado del amoníaco o alguno de sus derivados, compuesto por los elementos nitrógeno e hidrógeno) y un grupo carboxilo (compuesto por los elementos carbono, oxígeno e hidrógeno.

Los aminoácidos más comunes y de mayor interés son los que forman las proteínas. Sin embargo, aunque más de 200 han sido aislados de materiales biológicos, solo 20 de estos se encuentran como componentes de las proteínas.

Asimismo, mientras que los vegetales y los microorganismos son capaces de sintetizar proteínas de componentes nitrogenados simples, como los nitratos, los animales no pueden sintetizar el grupo amino. Por esta razón, para construir sus proteínas corporales, deben tener una fuente dietética de aminoácidos.

Los aminoácidos esenciales para la mayoría de animales son: arginina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Todos estos participan en diversos procesos como la síntesis de proteínas de los tejidos y la leche, o la síntesis de otros metabolitos corporales.

La mayoría de aminoácidos sirven como precursores para la gluconeogénesis y todos pueden ser convertidos a ácidos grasos, o servir como fuentes inmediatas de energía metabólica cuando son oxidados a CO2.

En el Taller Internacional sobre Leche de la empresa Adisseo, el Dr. Chuck Schwab, profesor Emérito de la Universidad de New Hampshire y propietario de Schwab Consulting, dio algunas directrices para el balance de estas sustancias.

En primer lugar, recomendó el diseño de la dieta con una mezcla de alimentos fermentables y fibras eficaces para optimizar función ruminal y rendimiento de la proteína microbiana.

En segundo lugar, hay que suplementar con cantidades adecuadas de proteína degradable en el rumen para alcanzar los niveles deseados de nitrógeno ureico en la leche, así como incluir proteínas con alto contenido de lisina.

Asimismo, se debe emplear un suplemento de metionina protegida para relacionarlo con la lisina y ajustar con base en el rendimiento del hato para producir concentraciones máximas de proteína de leche.

Sin embargo, el zootecnista colombiano Jorge Ramos advirtió que la suplementación con aminoácidos debe tener un manejo cuidadoso, pues está en juego la producción y reproducción de cada animal, que requieren dietas diferenciales.

“Solamente para animales de alta producción se maneja el tema de aminoácidos, las raciones de las casas de concentrados o alimentos para animales, vienen balanceadas y no es necesario otro manejo”, sostuvo.

Sin embargo, el experto señaló que en situaciones como el posparto y la lactancia temprana, se requiere fuentes tanto de proteína como energía para aumentar la producción de leche.

“Una suplementación sencilla y económica lo puede hacer con harina de soya y harina de pescado, es la mezcla perfecta de aminoácidos. ¿Cuanto? Depende de la producción, el estado fisiológico, etapa de lactancia, raza, peso, entre otros”, concluyó.

Tomado de www.contextoganadero.com